Búsqueda personalizada


Hay quien busca el Yoga en el extranjero, en la India, en el Himalaya o en lugares fascinantes... Lo cierto es que no hace falta irse tan lejos. Quédate donde estás, pues el viaje empieza en ti y la búsqueda culmina en ti. Nada hallarás fuera de ti que no se encuentre dentro de ti.



YOGA Y ENVEJECIMIENTO


Esta mañana cuando me he levantado y he mirado mi teléfono móvil, tenía varias noticias destacadas sobre Yoga. Todas decían así: "El yoga adormece el envejecimiento: Científicos demuestran que las antiguas prácticas del Yoga ayudan a prevenir las enfermedades vinculadas con el estrés..."

Podéis ver las noticias completas de varios medios de comunicación en los siguientes enlaces:

http://actualidad.rt.com/ciencias/view/112138-cientificos-yoga-actividad-cerebral

http://www.elintransigente.com/notas/2013/11/24/yoga-adormece-envejecimiento-219168.asp

http://www.telecinco.es/informativos/sociedad/Yoga-ejercicio-deporte-bienestar-mente-relajacion-tecnica_de_respiracion_0_1705200207.html

http://www.24horas.cl/tendencias/saludybienestar/cientificos-descubren-que-el-yoga-combate-el-envejecimiento-951208


El envejecimiento

Bien, a todo el mundo le gustaría retrasar el envejecimiento, encontrar el elixir de la eterna juventud. Estos científicos han demostrado mediante sus estudios que el Yoga tiene una base real para frenar los efectos del envejecimiento. Yo que no soy científico, voy a dar mi propia versión; una versión más mística si cabe.

En este Universo, todos los seres y cosas están bajo el influjo de tres pincipios ecuménicos, la "Trinidad primordial", que no es otra cosa que los procesos que intervienen en la creación, en la plenitud o equilibrio y en la decadencia o destrucción.

Los antiguos hindúes los llamaban Brahma el creador, Vishnu el conservador y Shiva el destructor.


Trinidad hindú

Esto a su vez está basado en la parábola solar, que describe el ascenso del Sol desde el alba hasta el mediodía, y el descenso desde el mediodía al ocaso, pasando por la propia fase del mediodía, que es el momento de plenitud y equilibrio.

Parábola solar




A nivel biológico, a nivel celular, estas mismas leyes rigen, pero con otros nombres: son los denominados procesos anabólicos y catabólicos. Así, durante nuestra infancia y juventud temprana, tienen predominancia en nuestro cuerpo los proceso anabólicos, de crecimiento. Durante un breve lapso de tiempo (10, 15 o 20 años), hay cierto equilibrio entre anabolismo y catabolismo, en la época de plenitud física, que va de los 20 a los 35 años aproximadamente. A partir de ahí, toman el relevo los procesos catabólicos que se encargan de destruir el cuerpo hasta su ocaso, en la muerte.

Esto sucede en todos los seres y cosas sin distinción. Las flores crecen, florecen y se marchitan. Los imperios se crean, se expanden y se destruyen. Los modelos económicos se gestan, alcanzan su cenit y caen para ser reemplazados. Las estrellas nacen, lucen y explotan. El ser humano..., no iba a ser menos: crece, se mantiene en plenitud y después degenera. A ese proceso de degeneración le llamamos envejecimiento.

Ahora bien, ¿cómo actúa el Yoga contra el envejecimiento? Modificando la parábola solar, frenando la caida, manteniendo a raya los procesos catabólicos.

Envejecimiento prematuro
 ¿Cuál es el mayor factor que acelera el envejecimiento? El estrés. El estrés produce decrepitud física y envejecimiento prematuro; el estrés acelera el catabolismo del cuerpo.

¿Por qué hay gente que tiene 30 años y parece que tiene 50? ¿Por qué hay gente con 50 que parece que haya hecho un pacto con el diablo? Aparte de la carga genética que pueda haber en la persona (factor importante) está el factor "cuidarse". El tabaco acelera el envejecimiento, oxida las células, al igual que el alcohol, las drogas, la prolongada exposición al Sol y la mala alimentación; pero lo que más, sin duda, acelera la caída es el estrés. El Yoga mantiene a raya el estrés, y por ende, mantiene a raya el envejecimiento prematuro. Esta es la clave de todo este asunto.

¿Todos queremos ser jóvenes, verdad? Todos nos preocupamos por estar jóvenes y guapos, y cuando llega cierta edad, o nos miramos en el espejo y cierta arruga nos amarga el día, nos gastamos dinero en cremas anti-aging, en tratamientos, en remedios milagrosos, en parches y en cirugía estética. Vale, de acuerdo, eso no está mal, pero recordad que la cuestión radica a nivel celular, en la ralentización de los procesos catabólicos. 

-Vale, me has convencido, me apuntaré a Yoga cuando sea más viejo. Porque el Yoga es un deporte de viejos, ¿no? 

-No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Empieza a practicar Yoga hoy mismo, cuanto antes empieces, antes frenarás la caída. Si te apuntas más tarde..., pues sí, el Yoga será un deporte para viejos.

Para terminar, decir que hay muchos artíclos y opiniones que dicen que  "el Yoga rejuvenece", o que "el Yoga alarga la vida", o que "el Yoga adormece el envejecimiento" (como dice el titular de las últimas noticias, titular muy acertado, por cierto). Yo lo que puedo decir sobre esto es que el Yoga ralentiza el envejecimiento; esta es a mi parecer la definición más precisa. Morir nos vamos a morir igual, y no viviremos ni un día más de lo que nuestro ADN tenga dictado, a no ser que la muerte nos lleve antes, debido a una enfermedad, accidente u otro factor. Pero sí que podremos ver aumentada nuestra calidad de vida y nuestra fase de plenitud. Es por esto también que los yoguis adoran y se rinden ante Vishnu, ante Narayana, para poder alargar ese proceso de plenitd físca y mental lo máximo posible en el tiempo.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario


También te interesará: