Búsqueda personalizada


Hay quien busca el Yoga en el extranjero, en la India, en el Himalaya o en lugares fascinantes... Lo cierto es que no hace falta irse tan lejos. Quédate donde estás, pues el viaje empieza en ti y la búsqueda culmina en ti. Nada hallarás fuera de ti que no se encuentre dentro de ti.



La respiración alterna - Anuloma viloma pranayama

La respiración alterna, anuloma viloma pranayama, también llamada nadi shodana (purificación de los nadis), es una técnica de respiración muy conocida dentro del yoga. Consiste en ir alternando el aire a través de las fosas nasales.


Vamos a aprender bien la técnica, así como un poco de su historia y sus beneficios.

Esta respiración está algo mitificada y se le atribuyen algunos efectos que entran dentro de lo especulativo, sobre todo en lo relacionado con la energía o praná.

Respiración alterna

En la antigüedad (milenios atrás, cuando se empezó a desarrollar el yoga), se creía que el praná era el aliento vital que sustentaba el cuerpo y la vida. Pranayama significaba «control del aliento vital», y se creía que cada fosa nasal llevaba un conducto de aire propio hacia los pulmones y hacia el resto del cuerpo. Así, a esos «conductos» se los llamó «nadis».

Hay 3 nadis principales: ida (derecho), pingalá (izquierdo) y sushumna (central).

En el siglo XIX, con la irrupción de la Teosofía, el ocultismo occidental y la New Age, se atribuyó a los nadis una idea más sutil, más etérica. Asimismo, se comparó la triada de nadis con el caduceo de Hermes, que rodearía los 7 chakras (vórtices sutiles de energía pránica). Esta última versión es la que con más fuerza nos ha llegado hoy en día, y una de las propiedades de esta respiración, anuloma viloma, es que purifica y repara los nadis del cuerpo (en cuanto a canales sutiles de energía se refiere).

Nadis y chakras

Mi ignorancia es grande en este aspecto de la energía, el praná, los chakras y los cuerpo sutiles del hombre, por ello no voy a hablar más sobre ellos y voy a pasar a explicar la parte técnica de este ejercicio.




Técnica de anuloma viloma pranayama


  • Es imprescindible estar sentados, con la columna erguida y la postura cómoda.

  • Conviene estar relajado antes de hacer la técnica, y haber practicado previamente unas cuantas respiraciones completas y abdominales.

  • Utilizando el vishnu mudra vamos tapando y abriendo los orificios derecho e izquierdo de la nariz, de forma alterna, de modo que inspiramos por una fosa y espiramos por la contraria.

  • Inspiramos siempre por la misma fosa por la que hemos espirado previamente.

  • Hacemos la técnica durante varios minutos, concentrados en lo que hacemos.

Ya que el ejercicio es un poco complicado de describir, he creado este videotutorial en el que trato de enseñarlo con detalle.



Beneficios


Las fosas nasales no están todo el día abiertas. Se van cerrando y abriendo total o parcialmente a lo largo del día, y esto varía según cada persona. Desconozco los motivos fisiológicos, eso habría que preguntárselo a un otorrinolaringólogo.

Al hacer esta técnica equilibramos el aire que pasa a través de las fosas nasales (durante el ejercicio). Esto en algunos casos propicia que las fosas obstruidas se desatasquen. También, según dice mucha gente que practica esta técnica, obtienen un estado de equilibrio interior, paz y bienestar. Ello tal vez sea debido, y esto lo planteo solo como hipótesis, al hecho de que equilibramos la polaridad del cuerpo, relacionada con el hemisferio derecho e izquierdo del cerebro, al respirar de forma alterna por cada fosa.

En cualquier caso, aprende la técnica y practícala. Después comparte tu experiencia con nosotros para ver qué efectos ha producido en ti el ejercicio.

Aimar Rollán (Gopal) 



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario


También te interesará: