Búsqueda personalizada


Hay quien busca el Yoga en el extranjero, en la India, en el Himalaya o en lugares fascinantes... Lo cierto es que no hace falta irse tan lejos. Quédate donde estás, pues el viaje empieza en ti y la búsqueda culmina en ti. Nada hallarás fuera de ti que no se encuentre dentro de ti.



La respiración escalonada

Os presento una técnica no muy conocida pero muy útil para desarrollar la musculatura respiratoria y el control de la inspiración y la espiración.


Se compone de dos fases, y conviene practicar unos minutos cada una por separado.

Inspiración escalonada

inspiración escalonada


  • Sentados con la espalda erguida.
  • Soltamos el aire libremente y al inspirar vamos cogiendo el aire un poco cada vez, reteniendo, a modo de peldaños, tal como se ve en la imagen.
  • Cuando hayamos llenado bien los pulmones, retenemos dos segundos, soltamos libremente y comenzamos de nuevo.
  • Todo el rato hacemos un conteo mental con la sílaba om delante. «om uno, om dos» (inspiramos), «om uno, om dos» (retenemos, «om uno om dos» (inspiramos)...
  • Los hacemos unos minutos seguidos sin forzar. Si sentimos malestar paramos.



Espiración escalonada

Espiración escalonada


  • Sentados con la espalda erguida.
  • Inspiramos libremente llenando bien los pulmones y al espirar vamos soltando el aire un poco cada vez, reteniendo, a modo de peldaños, tal como se ve en la imagen.
  • Cuando hayamos vaciado bien los pulmones, inspiramos libremente y comenzamos de nuevo.
  • Todo el rato hacemos un conteo mental con la sílaba om delante. «om uno, om dos» (espiramos), «om uno, om dos» (retenemos, «om uno om dos» (espiramos)...
  • Los hacemos unos minutos seguidos sin forzar. Si sentimos malestar paramos.

Rutina


Podemos hacerlo de forma aislada o conjunto con otros ejercicios de respiración (pranayama).

  • Sentados en una silla o en una postura de meditación:
  • Hacemos varios minutos primero la inspiración escalonada.
  • Después otros minutos la espiración escalonada.

Observaciones


  • Como siempre, no forzar y aprender a conocer nuestro cuerpo.
  • Al principio costará un poco, y es normal hacer pocos peldaños de poco volumen.
  • Con la práctica trataremos de hacer en cada inspiración o espiración escalonada, más peldaños de menor volumen.
Aimar Rollán (Gopal) 


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario


También te interesará: