Búsqueda personalizada


Hay quien busca el Yoga en el extranjero, en la India, en el Himalaya o en lugares fascinantes... Lo cierto es que no hace falta irse tan lejos. Quédate donde estás, pues el viaje empieza en ti y la búsqueda culmina en ti. Nada hallarás fuera de ti que no se encuentre dentro de ti.



PURAKA PRANAYAMA


Hoy vamos a aprender una técnica muy sencilla de respiración: puraka pranayama. Como su nombre sánscrito indica, consiste en controlar la inspiración.

La practicaremos sentados con la espalda erguida, bien sea en una silla, sobre el borde de la cama, en la postura del loto, del semiloto o de meditación, pero la espalda erguida y sin apoyarse en un respaldo. Procuraremos también no haber comido nada recientemente.

1- Cerramos los ojos y nos relajamos un poco.

2- Comenzamos a respirar según la secuencia indicada en la imagen, es decir, inspirando lo más amplio que podamos, sin forzar, por la nariz, y haciendo la respiración completa (si aún no sabes hacer la respiración completa, te recomiendo que veas el video y practiques hasta que la aprendas).

Puraka pranayama


 3- Retenemos el aire dos segundos con los pulmones llenos, y espiramos de forma libre, natural, sin darle demasiada importancia a esta fase.

4- Repite el ciclo varias veces, sin forzar, sin violentarte. Puedes empezar con 4 o 5 veces e ir aumentando mientras te sientas confortable.

Con la práctica lograrás cada vez hacer inspiraciones más amplias y profundas, a la vez que fortaleceras la musculatura que interviene en la inspiración. Practica, no hay otro camino. Como decía Swami Sivananda, "más vale una onza de práctica, que toneladas de teoría".



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario


También te interesará: