Búsqueda personalizada


Hay quien busca el Yoga en el extranjero, en la India, en el Himalaya o en lugares fascinantes... Lo cierto es que no hace falta irse tan lejos. Quédate donde estás, pues el viaje empieza en ti y la búsqueda culmina en ti. Nada hallarás fuera de ti que no se encuentre dentro de ti.



EL TRIÁNGULO EQUILÁTERO DE LA PLENITUD

Hoy va de triángulos la cosa, y no por nada, ya que el triángulo es una de las figuras geométricas más importantes y simbólicas, además de la primera en encerrar un área. El día de 24 horas lo podemos dividir en 3 actividades fundamentales: El trabajo, el ocio y el descanso.

Con esta premisa, el triángulo ideal para el día sería el equilátero, con 8 horas para cada ángulo.

Triángulo equilátero
Triángulo equilátero

¿Pero, ¿es esto representativo? ¿Cuántos de nosotros tenemos en nuestra vida un triángulo equilátero de este tipo? Me temo que pocos. La mayoría tendremos un triángulo isósceles (dos ángulos iguales y uno diferente), o seguramente un escaleno (tres ángulos diferentes), variando los porcentajes.

Triángulo isósceles
Triángulo isósceles


Triángulo escaleno
Triángulo escaleno


«¡Ya, pero no es mí culpa!», dirás, «¡Ya me gustaría a mí hacer eso, pero es que el trabajo, los niños, los desplazamientos, las compras... Me dejan sin nada de ocio y con muy poco descanso!» Sí sí...

«Yo estoy en paro desde hace tiempo, así que de trabajo cero, ¿y cómo lo hago si en este país no hay nada de empleo? Sí sí...

«Yo duermo poco, si no me parece desperdiciar el día. Estoy hasta altas horas de la noche viendo la tele o navegando en Internet». Sí sí...

«¿Esto da la felicidad, dices? Yo que llevo años echando la lotería todos los jueves pa ver si me toca y dejo de trabajar? ¡Debes de estar loco tú!» Sí sí...

No soy médico así que no voy a dar recetas; cada uno ha de saber como ingeniárselas para crear un triángulo lo más equilátero posible. No obstante dejar claro que el trabajo es necesario, ya que es un acto de servicio y nos mantiene activos dentro de la sociedad. Los millonarios más prósperos y felices no dejan de trabajar, no dejan de ser un activo de valor para el mundo. Los que se gastan su fortuna en una isla en las Seichelles, no sé yo cuánto tardarán en ser desdichados. El ocio comprende todas aquellas actividades para nuestro uso y disfrute, aunque ello suponga cuidar de nuestros hijos, ir a la compra, hacer tareas domésticas, ver una película o ir a hacer deporte; aquí la clave está en la actitud; hasta una tarea tediosa puede volverse en ociosa si nuestra actitud es la adecuada. Y el descanso, que quede claro que es fundamental, necesario, saludable. 8 horas es lo ideal según los expertos, no obstante, hay quien necesita menos horas de sueño, pero eso no quita que durante el día dediquemos un tiempo a relajarnos.

¿Cómo es tu día? ¿Qué vas a hacer con el tiempo que se te ha dado? ¿Eres de los que se dedican a buscar culpables, o a buscar soluciones?

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario


También te interesará: