Búsqueda personalizada


Hay quien busca el Yoga en el extranjero, en la India, en el Himalaya o en lugares fascinantes... Lo cierto es que no hace falta irse tan lejos. Quédate donde estás, pues el viaje empieza en ti y la búsqueda culmina en ti. Nada hallarás fuera de ti que no se encuentre dentro de ti.



LAS TABLAS DE INVERSIÓN

Las asanas invertidas o técnicas de inversión son muy comunes y beneficiosas dentro de la práctica del yoga. Existe un aparato, llamado «tabla de inversión», que puede resultar muy útil en algunos casos.


No es casualidad que a sirsasana («la postura sobre la cabeza») y a sarvangasana («la vela») se las conozca como la reina y la princesa de las asanas, respectivamente. Tanto los textos clásicos de yoga como los actuales, les dan especial importancia a las posturas invertidas por varios motivos:



  • Riego sanguíneo del cerebro y de las glándulas endocrinas (tiroides, pineal y pituitaria).
  • Liberación de carga en la espalda y descompresión de los discos intervertebrales (útil para algunos casos de dolor de espalda).
  • Renovación energética, al invertir la polaridad del cuerpo.


Tabla de inversión

Ahora bien, hay personas que por motivos de salud, forma física, o simplemente por precaución y comodidad, no pueden hacer las asanas invertidas. Para ello existen las tablas de inversión, cuya antigüedad se remonta a la Grecia clásica.

Son aparatos un poco caros y que ocupan bastante espacio en casa, pero no deberían faltar en ninguna escuela de yoga, gimnasio o centro de fisioterapia. Las puedes comprar a través de tiendas especializadas o desde la tienda online.

Contraindicaciones:

Especial precaución las mujeres embarazadas, los que padecen de glaucoma, hipotensión, daño cerebral o procesos degenerativos de la espalda. Consultar con un médico o fisioterapeuta en caso de duda.

Como regla general, no llegar nunca a la verticalidad, empezar progresivamente, y no superar los 3 minutos de duración por sesión.


Cómo utilizarlas:
 

  • Lo primero es ajustar la tabla a nuestra altura, para que el centro de gravedad de la tabla quede compensado y podamos subir y bajar despacio con leves movimientos.

Tabla de inversión

  • Vamos bajando progresivamente, especialmente durante las primeras sesiones.
  • Una vez alcanzada cierta verticalidad, estiramos los brazos, nos relajamos, hacemos respiraciones abdominales y sentimos cómo se va liberando la espalda.

Inversión del cuerpo

  • Permanecemos un máximo de 3 minutos.
  • Deshacemos lentamente, para que la sangre acumulada en el cerebro se reparta normalmente y no nos mareemos.
  • Lo hacemos varias veces por semana.
  • Seguir siempre las indicaciones del fabricante y de un médico o fisioterapeuta.

Alternativa fácil y económica:

La postura de «la vela con apoyo en la pared», que he explicado en varias ocasiones, es para mí la postura invertida ideal por su sencillez y escasos riesgos. Puedes aprender a hacerla en el siguiente tutorial.

En cualquier caso, no olvides incorporar en tus rutinas alguna postura invertida, y eso sí, hazlas siempre con precaución.

Aimar Rollán (Gopal)


Reacciones:

3 comentarios:

  1. Hola, ¿para cuándo tutoriales sobre meditacion?

    ResponderEliminar
  2. Estoy trabajando en ello... A ver si para después de Semana Santa consigo preparar todo el material y grabar los vídeos de las lecciones. Saludos.

    ResponderEliminar


También te interesará: