Búsqueda personalizada


Hay quien busca el Yoga en el extranjero, en la India, en el Himalaya o en lugares fascinantes... Lo cierto es que no hace falta irse tan lejos. Quédate donde estás, pues el viaje empieza en ti y la búsqueda culmina en ti. Nada hallarás fuera de ti que no se encuentre dentro de ti.



LA ALIMENTACIÓN ADECUADA

El tema de la alimentación interesa a mucha gente, y no es para menos, ya que el cuerpo humano necesita sin distinción alimentarse todos los días.

Es evidente que construimos y reconstruimos nuestro cuerpo con los alimentos que comemos. Las células hay que renovarlas con cierta frecuencia, así como obtener energía a través de la comida. Existen cinco tipos básicos de nutrientes: proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales. La clave para una dieta sana y equilibrada es introducirlos en nuestro cuerpo en las cantidades y proporciones adecuadas.




No soy médico, ni nutricionista, ni dietista ni cocinero, por lo tanto no voy a dar dietas, ni recetas ni  nada por el estilo. Si alguien quiere una dieta personalizada que vaya donde el profesional correspondiente, y si alguien quiere recetas de cocina, el Arguiñano, Jamie Oliver, los chefs del Canal Cocina y similares, poseen un repertorio excelente. Yo sólo voy a indicar un breve decálogo basado en el sentido común.

1. No te obsesiones con la comida. Conozco gente que se ha alimentado fatal durante toda su vida y ha llegado a los 90 años.

2. No abuses de la comida. Cuando tu estómago esté lleno te lo hará saber, hazle caso.

3. Come variado, dando prioridad a lo que te gusta. El sentido del gusto está para algo, y si un alimento particular nos gusta, es porque le sienta bien al cuerpo (a no ser que seas alérgico a algo); eso sí, tampoco abuses de él ni seas monótono.

4. Haz varias comidas fuertes al día y trata de no comer entre horas. Una cosa es hambre, y otra ganas de comer. Picando entre horas lo que conseguimos es que el sistema digestivo no descanse nunca.

5. Mastica bien la comida. La digestión empieza en la boca. Al masticar bien hacemos tres cosas: saborear la comida y disfrutarla, ensalivarla para que se haga mejor la posterior digestión en el estómago, y darle información al estómago, a través del sentido del gusto, de qué tipo de alimentos estamos ingiriendo, para que este pueda ajustar bien su pH.

6. Trata de cocinar tú mismo tu propia comida, o si no, que lo haga alguien que te quiera. Esta frase guarda un significado un poco místico.

7. Una vez al mes vete a comer al restaurante más guarro de la ciudad. De este modo, mantendremos las defensas de nuestro cuerpo en forma. No es broma, una alimentación y una vida muy pura dejan nuestras defensas inútiles a la larga; que se lo digan a los sudamericanos cuando en el siglo XVI desembarcó en el continente un puñado de andrajosos españoles... Los gérmenes que portaban casi acaban con todos ellos.

8. Una oración antes de comer no va mal. No tiene por que tener connotaciones religiosas o ser estrafalaria; una simple oración discreta de gratitud y de consideración a los animales y vegetales que se han sacrificado por alimentarnos. Puede durar unos escasos segundos sin que nadie se entere.

9. Ayuna de vez en cuando. El ayuno es una de las técnicas más poderosas que existen para purificar el cuerpo y templar la voluntad. Más adelante le dedicaremos un artículo entero.

10. Disfruta de la comida. Comer es uno de los mayores placeres que existen, y si es en buena compañía mejor. ¡Disfrútalo!

Y ahora la pregunta del millón: ¿Hay que ser vegetariano?

Sólo si tú lo quieres, es una elección personal que puede estar motivada por muchos factores; no obstante, no pienses que vas a estar más sano, ser mejor persona o más elevado espiritualmente por ser vegetariano. Esto puede generar un debate ético-filosófico, pero no voy a darle mayor transcendencia; que cada uno haga lo que le plazca sin tratar de convencer a otros. Yo personalmente no soy vegetariano, ni tengo intención de serlo.

¡Buen provecho!




Reacciones:

2 comentarios:

  1. Esta muy bueno el aporte y todos los aportes que das sobre el cuidado en general, qué bueno que te intereses por hacer cosas buenas, no como ahora que la gente sólo busca su beneficio propio sin importar lo que haga.
    casi no encuentro tu blog, no se si habrá mucha gente que sepa que existe, pero para mí fue difícil encontrarlo, si quieres que más gente lo pueda ver, deberías buscar una forma para que se extienda, porque seguro que hasta los que no están interesados, al verlo y practicar les va a ayudar mucho en su vida. usualmente no comento nada, pero pensé que tal vez serviría de algo mi comentario ahora, saludos.
    Ah y algunos se desaniman porque hay paginas que cobran por enseñar, dar clases, un corto video, y antes suscribirse por 10 euros mensuales y no se ve el contenido, al ver toda la informacion que das gartis, seguro que se animan, y gracias por tu tiempo dedicado a toda esta informacion. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por tu comentario, te lo agradezco.

    ResponderEliminar


También te interesará: