Búsqueda personalizada


Hay quien busca el Yoga en el extranjero, en la India, en el Himalaya o en lugares fascinantes... Lo cierto es que no hace falta irse tan lejos. Quédate donde estás, pues el viaje empieza en ti y la búsqueda culmina en ti. Nada hallarás fuera de ti que no se encuentre dentro de ti.



GANESHA, EL DESTRUCTOR DE OBSTÁCULOS

El Hinduismo posee una infinidad de divinidades, pero lo que pocos saben es que en esencia es una religión monoteísta. Las diferentes divinidades que la pueblan son aspectos de dicha divinidad; así, Ganesha, el Dios Elefante, es ese aspecto demoledor que nos hace superar todos los obstáculos que se hallan a nuestro paso.

Ganesha es el primer Dios que invoca el yogui en sus cantos, en sus mantras.


Ganesha


Bien, antes de que nadie se alerte, vamos a explicar bien este concepto.

No hay que ser hinduista ni creer en dioses hindúes para practicar Yoga; de hecho yo mismo no creo en ninguno y me da bastante repelús todo lo que «huele» a religión, no obstante vamos a encontrar su significado práctico en ello.

El lenguaje Sánscrito, que es el idioma de los mantras, es un lenguaje diseñado bajo unas estrictas reglas de gramática (Vyakarana). También se le llama Devanagari (el idioma de los Dioses) porque dicen que fue un regalo de los Dioses, un idioma revelado. Eso no lo sé y no puedo afirmarlo, lo cierto es que su estructura de sonido tiene unas peculiaridades muy interesantes a nivel de vibración.

La palabra Ganesha, no sólo es el nombre del dios elefante, también trata de invocar ese aspecto «destructor de obstáculos» que yace en nosotros. Los obstáculos siempre son lo primero que hay que vencer para avanzar en el camino, por ello es lo primero a invocar.

Hay también que diferenciar dos cosas importantes: la invocación y la evocación. Mediante la invocación hacemos una llamada a una determinada energía o situación y mediante la evocación actualizamos al momento presente un estado de ánimo favorable. Si en algún momento de nuestra vida nos hemos sentido llenos de coraje y capacitados para superar cualquier cosa, la evocación nos permite recuperar ese estado y volver a sentirlo.

Otro ingrediente importante es la devoción, de la que ya hablaremos en otra ocasión y no tiene necesariamente que estar asociada a ninguna religión. El Bhakti Yoga trata ampliamente este tema; es el Yoga de las emociones sublimadas. Hay que cantar los mantras con devoción, dicho sea de paso, que no es otra cosa que concentrar las emociones en un punto; algo parecido a la concentración, que es concentrar la mente en un punto.

En cualquier caso, creas o no creas (mejor no creerse nada de momento), seguro que en tu vida hay numerosos obstáculos que te impiden ser feliz y realizarte. La invocación y la evocación son buenas herramientas que harán que todas tus células, todo tu ser, vibre en una determinada frecuencia que haga despertar en ti ese poder latente asociado a Ganesha, el destructor de obstáculos.

La vibración es la clave de todo...

Te dejo con un mantra de Ganesha, interpretado magistralmente por David Newman. Disfrútalo.



Reacciones:

3 comentarios:

  1. He practicado yoga solo un par de meses, hace mas de un año y el momento que me quedaba menos agusto era lo de los mantras, quiza porque no conocia el significado de lo que cantaba o el sanscrito para mi desconocido me sonava raro, entonces me parecia como algo forzado, en ese momento todos cantaban y yo tambien tenia que cantar.
    Me gustaria hacer yoga otra vez y entender mejor y mas,puede ser que los profesores no eran muy buenos o a lo mejor lo practique poco tiempo..me gustaria aclarar estas dudas que tengo.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, en realidad los mantras son una técnica avanzada de Yoga. Yo personalmente no suelo enseñárselos a mis alumnos hasta que llevan un tiempo de preparación con las asanas y el pranayama (ejercicio y respiración).
    Estos videos sobre mantras van bien para escucharlos una y otra vez y sentir el efecto que producen en nosotros (puede variar según las personas). Otra cosa diferente es cantarlos también con un profesor y un grupo, tal como se ve en el vídeo; entonces la cosa cambia y se convierte en una técnica poderosa de Yoga.
    Como bien dices, hay mucha gente que va a Yoga y sin saber nada se pone a cantar porque el resto del grupo lo hace, y el profesor les da una vaga explicación sobre ello. Los mantras tienen un alto componente de devoción, y la devoción en la mayoria de occidentales está bastante atrofiada; es por eso que esa sensación que tu sentiste la sienten también muchos alumnos de Yoga.
    Mi consejo es entender bien el significado de los mantras y cómo actúan en nosotros. Todo es vibración. Nuestro cuerpo vibra, nuestras células vibran, nuestros átomos vibran...
    Tal como digo en el artículo, la devoción es concentrar las emociones, y eso puede resultar tanto o más dificil que concentrar la mente.
    Si vuelves a practicar Yoga, empieza por lo sencillo, por tu cuerpo y tu respiración; o como mucho por mantras sencillos como el OM.
    Ya iré escribiendo más artículos sobre este tema y espero que tus dudas se vayan aclarando.
    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ti por tu respuesta y como siempre esperare' tus interesantes articulos.

    ResponderEliminar


También te interesará: