Búsqueda personalizada


Hay quien busca el Yoga en el extranjero, en la India, en el Himalaya o en lugares fascinantes... Lo cierto es que no hace falta irse tan lejos. Quédate donde estás, pues el viaje empieza en ti y la búsqueda culmina en ti. Nada hallarás fuera de ti que no se encuentre dentro de ti.



LA PIRÁMIDE DE LAS NECESIDADES


No hace mucho descubrí la pirámide de Maslow, o la jerarquía de las necesidades humanas. Me parece muy interesante a la vez que muy lógica. Susodicha pirámide puede verse en la imagen a continuación:
Pirámide de las necesidades humanas

 

Como puede apreciarse, la base de la pirámide la componen las necesidades básicas del ser humano,  y en esta categoría entran todas aquellas actividades que las satisfagan.

No voy a extenderme mucho analizando la pirámide, pues observando la imagen unos minutos atentamente se puede desentrañar su significado. Voy a centrarme en el papel del Yoga dentro de esta jerarquía de necesidades humanas.

El Yoga se sitúa en la punta de la pirámide, en el piramidión, en el Benben. El objetivo del Yoga es la Realización humana y su lugar natural es ese. Pero... ¿Quién llega hasta arriba? Las cabras.

Hasta que no he descubierto esta pirámide, no he podido responder las preguntas que desde hace tiempo me planteaba: ¿Por qué estoy tan solo y tan arruinado? He elegido mal oficio. Todas las estrategias emprendedoras aconsejan que el objeto de nuestra empresa esté en la base de la pirámide, pues hay miles de millones de clientes potenciales que necesitan ver satisfechas sus necesidades más primarias. Tal vez la próxima empresa que inicie busque como objeto algo de la base, no obstante... la cabra tira al monte..., y por suerte o por desgracia siempre acabo regresando al Yoga. Siempre acabo sacrificando trabajos que me darían dinero por dar clases de Yoga; siempre he rechazado trabajos a turnos por no ver comprometido mi horario del Yoga.

Cuando comenzó la crisis económica en España hace varios años, tenía una escuela de Yoga que nunca me hizo rico, ni mucho menos. Con la psicosis la gente empezó a desapuntarse de las clases y  poco tiempo después tuve que cerrar la escuela. Me preguntaba por qué. Una vez un alumno me dijo que no podía pagarme los 40 míseros euros de cuota mensual que costaba venir a mi escuela a aprender Yoga, que «andaba muy mal de pasta». Le perdoné ese mes (yo casi no tenía ni para comer) y poco tiempo después me lo encontré en una terraza bebiendose una cerveza y comiendo una tapa. Me pregunté por qué. La respuesta es obvia si miramos la pirámide de Maslow. Muy obvia. Por eso, ni en este país ni en otro habitado por seres humanos, los bares, restaurantes, estancos, puticlús y demás templos de satisfacción de necesidades básicas, nunca se verán afectados por la crisis.

También he dado muchas clases de Yoga en polideportivos, en grandes polideportivos con asistencia masiva a mis clases. Iban a hacer deporte, que se sitúa también en la base de la pirámide de Maslow, aunque por lo que pude observar, la mayoría iba a satisfacer su necesidad de afiliación y reconocimiento social (en la mitad de la pirámide). Pocos, muy pocos iban por la punta de la pirámide, por la Realización.

Conclusión: Me siento como un profeta en el desierto, como no podía ser de otro modo, ya que me he puesto a predicar en la punta de la pirámide de las necesidades. ¿En tiempos de crisis que es lo primero de que se prescinde? ¿A quién le importa la realización si tenemos comida, vino, sexo, furgo y Rock and Roll?

Ya lo decía San Pablo: «No habléis de Dios a los estómagos vacíos». Lo que viene a significar que en tiempos de crisis es un lujo dedicarse a la realización, cuando un país entero, por no decir un planeta entero, tiene grandes agujeros en la base de sus necesidades (hambre, miseria, falta de sanidad, de justicia, de tiempo libre...).

La paradoja de todo esto, es que el Yoga, al igual que la filosofía y todas las actividades que se sitúan en la punta de la pirámide, son las más inútiles de todas, pero las más necesarias.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario


También te interesará: