Búsqueda personalizada


Hay quien busca el Yoga en el extranjero, en la India, en el Himalaya o en lugares fascinantes... Lo cierto es que no hace falta irse tan lejos. Quédate donde estás, pues el viaje empieza en ti y la búsqueda culmina en ti. Nada hallarás fuera de ti que no se encuentre dentro de ti.



El Yama


El Yoga lo puede practicar cualquier persona sin importar edad, sexo, raza, condición física, psicológica o social. Siempre y cuando surja en uno mismo el interés por practicarlo y no sea algo impuesto.


Practicar Yoga no es una obligación, sino un acto de voluntad consciente. 


No obstante, para iniciarse en una auténtica práctica del Yoga, hace falta un requisito: poseer desarrollada cierta moral natural. 


Según Patanjali, el gran sintetizador de las técnicas de Yoga, la práctica comienza en el primer peldaño de ascensión en la escalera de 8 peldaños (asthanga), al que se denomina Yama (moral natural), y termina en el Samadhi (iluminación).


Asthanga Yoga:

1. Yama
2. Niyama
3. Asana
4. Pranayama
5. Pratiahara
6. Dharana
7. Dhyana
8. Samadhi




El Yama se compone de cinco puntos. 


1. Ahimsa: No dañarnos a nosotros mismo, ni a otros seres vivos; a menos que sea estrictamente necesario. 


2. Satya: Ser veraces, auténticos. No engañar a los demás, y mucho menos a nosotros mismos. 


3. Asteya: No robar. No traicionar la confianza puesta en nosotros apropiándonos de lo ajeno. 


4. Bramhacharya: Moderación. No abusar de nada, buscando siempre el justo término medio; el equilibrio. 


5. Aparigraha: No codiciar. Buscar la sencillez de la vida y no pretender elevarnos por encima de nuestros semejantes. 


Con estos ingredientes en nuestro equipaje, estamos más que preparados para aventurarnos en la fascinante aventura del Yoga, que no es otra que la aventura de la Vida.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario


También te interesará: