Búsqueda personalizada


Hay quien busca el Yoga en el extranjero, en la India, en el Himalaya o en lugares fascinantes... Lo cierto es que no hace falta irse tan lejos. Quédate donde estás, pues el viaje empieza en ti y la búsqueda culmina en ti. Nada hallarás fuera de ti que no se encuentre dentro de ti.



¿ES POSIBLE APRENDER YOGA SIN UN PROFESOR?

Tal vez debería haber escrito este artículo hace tiempo, pero es ahora cuando surge la cuestión.

Desde siempre el Yoga se ha transmitido bajo la tradición GURU-KALA, es decir, maestro-discípulo. El maestro tenía su ashram, su centro, y los discípulos, anhelantes de enseñanza le pedían insisténtemente que los aceptase como discípulos. Si lograban tal aceptación, se ponían bajo la tutela del maestro. Al principio podía ser dificil; tranquilamente el maestro podía tener al discípulo en la cocina o barriendo el ashram durante varios años, antes de enseñarle "nada".


Guru kala


Pero bueno, eso eran otros tiempos. Ahora la cosa es diferente.

Antes de seguir, una pequeña aclaración, existen 3 tipos de instructores:

- Monitores: Los que transmiten lo que han leído u oído.

- Profesores: Los que transmiten lo que han vivido.

- Maestros: Los que han alcanzado la maestría en su arte, y aunque no hablen, transmiten palabras vivas.

Los monitores los podemos encontrar en polideportivos, los profesores en escuelas, y los maestros en ashrams; aunque puede estar todo mezclado. "Ni son todos los que están, ni están todos los que son". Es lo que tiene el KALI YUGA.

Bien, antes se exigía dedicación y servicio al discípulo, ahora basta con exigirle dinero para las cuotas mensuales, que varían de 20 a 100 euros. Con el auge de Internet (época actual), la gente se está acostumbrando a no pagar nada por nada (salvo la cuota mensual de Internet), y debido a que hay una infinita cantidad de libros y vídeos gratis en la red, al igual que blogs como este, surge la cuestión: ¿Es posible aprender Yoga sin un profesor?

Dificil respuesta. Yo diría que no, que no es posible a menos que uno sea muy disciplinado y tenga cierta relación con algún profesor, aunque sea a distancia.

Contras:

- El Yoga basa su efectividad en las rutinas. Para que una rutina sea efectiva ha de durar aproximadamente 150 minutos semanales, repartidos en 2, 3 o más sesiones. ¿Posees la suficiente determinación como para hacerlo todas las semanas del año en tu casa, tú solo?

-¿Habéis ojeado alguna vez un libro de Yoga? Yo tengo bastantes en mi biblioteca, y no puedo hacer la mitad de las técnicas que en ellos se enseña, debido a la dificultad y a la flexibilidad requerida.


Asanas difíciles


- ¿Habeis seguido alguna vez un vídeo de Yoga, uno que realice una rutina entera? Esta quizá es la forma más efectiva de aprender el Yoga si uno no posee un profesor, pero hay dos peros. El primero es que nadie puede corregirte si lo haces mal. El segundo es que, en la mayoría de ocasiones el que hace el vídeo, si es un hombre tendrá mucha flexibilidad y te parecerá que está a años luz de ti, por lo que desistirás. Si es una mujer, irá vestida con yoga pants y si eres hombre, al cabo de cinco minutos te será imposible seguir concentrado en el Yoga.


Yoga pants


Conclusión:

Este blog es la respuesta a esta pregunta. Se puede aprender mucha teoría sobre el Yoga, pero la esencia faltará en la práctica. La práctica la sustituirán los vídeos que iré poniendo, además iré vestido con ropas normales y mi flexibilidad es bastante limitada como verás, hecho, que lejos de ser un defecto puede ser una virtud para esta empresa, ya que te resultarán asequibles mis posturas y no te sentirás inferior a mí.

Otro punto importante, cualquier duda que tengas comunícamela a través de comentarios en el blog, de esta forma habrá una interacción entre profesor-alumno, y tal vez sí que sea posible a través de este método aprender Yoga.

¿Y esto cuanto vale? De momento es gratis, así que aprovecha.

Reacciones:

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar


También te interesará: